Para ajustar las luces de tu coche y ponerlas de nuevo a la altura correcta, en caso de que se hayan desalineado, debes hacerlo en dos fases: primero comprobar la alineación de tus faros, y después ajustar la altura de los mismos.

Sigue estos pasos para hacerlo:

FASE 1: Comprueba la alineación de los faros delanteros

  1. Nivela el coche, asegurándote de que la presión de los neumáticos es la adecuada.
  2. Busca una pared blanca y aparca el coche frente a ella, a unos 30 centímetros de distancia aproximadamente. Asegúrate también de que el terreno sobre el que vas a realizar la alineación de los faros es totalmente plano para asegurar que esta se realiza correctamente.
  3. Enciende las luces del coche, proyectándolas sobre la pared. Haz una marca con forma de “T” en la zona más iluminada. Si no quieres pintar sobre el muro, puedes utilizar cinta aislante o algún adhesivo.
  4. Comprueba que ambas luces estén alineadas, ya que es posible que solo uno de los faros se haya desnivelado a consecuencia de un impacto frontal por ejemplo.
  5. Aleja el coche marcha atrás hasta colocarlo a unos 10 metros de la pared y comprueba la regulación de las luces:- Asegúrate de que, a pesar de que el área luminosa desciende, el centro de la misma no se ha desviado de la línea vertical de la T que dibujaste.
    – En cuanto a la línea horizontal, debe haber descendido, aproximadamente, 5 cm respecto a la primera marca.

Si estas dos condiciones no se han cumplido, entonces sí: debes regular las luces del coche.

 

FASE 2: Cómo regular las luces del coche: alinear faros delanteros

  1. Utiliza como guía las marcas que ya has realizado. Además, puedes realizar una nueva línea horizontal 5 centímetros más baja que la inicial, que será la que te indique el punto exacto de alineación de los faros.
  2. Busca los tornillos de regulación de las luces. Para ello, ayúdate del manual del fabricante. Existen dos tornillos: uno para ajustarlas en horizontal y otra para subir o bajar los focos.
  3. Ajusta las luces girando los tornillos, hasta colocarlas adecuadamente en las marcas que has hecho. Recuerda regularlas por separado, puede que no estén desniveladas en la misma proporción.