La mayoría piensa que no requiere mantenimiento hasta que en verano se encuentran con que el aire no funciona del todo bien. Esto se debe a distintas causas que pueden evitarse tomando algunas precauciones.

Encender el aire acondicionado regularmente
Se recomienda, incluso en épocas de bajas temperaturas, encender el aire por lo menos una vez al mes. Esto ayudará a mantener los conductos lubricados y liberar la acumulación de polvo.

Temperatura ideal y gasto de combustible
No es necesario llevar la temperatura tan baja como para que sea necesario utilizar algún abrigo, con una temperatura a 24 grados es más que suficiente. Además, según los expertos, temperaturas inferiores a los 21 grados generan un mayor esfuerzo del equipo y un consumo de un 20 % más de combustible.

Ventilar el auto antes de prender el aire y cerrar ventanillas una vez encendido
Es conveniente ventilar el auto antes de encender el aire ya que al equipo le costará mucho más trabajo llegar a la temperatura deseada. De igual manera, la pérdida de aire frio y entrada de aire caliente hará que trabaje de más, por lo que es conveniente mantener todas las ventanillas bien cerradas.

Mantener las ventilaciones limpias y libres de obstáculos
Algo que muchos conductores desconocen es la correcta limpieza del aire. Es por esta razón que las compañías de seguro de autos recomiendan mantener las salidas del aire libres de obstáculos, incluidas las que se encuentran debajo del parabrisas. También es recomendable limpiar el polvo que suele acumularse en sus rejillas.

Cambiar el filtro del habitáculo
Si la cantidad de aire que sale de las ventilaciones es poca, es posible que el filtro esté cargado de polvo y otros elementos contaminantes. Por otra parte si sale mal olor puede deberse a acumulación de humedad y bacterias. El cambio del filtro es relativamente sencillo por lo que no es necesario llevarlo a un taller. Según las condiciones de uso puede variar el tiempo de cambio del mismo, en condiciones normales es recomendable hacerlo una vez al año o entre los 10.000 y 15.000 km.

Cambio de gas del equipo
Si ya fue reemplazado el filtro y el equipo no enfría los suficiente o tarda demasiado en llegar a la temperatura indicada, es posible que el equipo tenga una pérdida de gas. Si bien el cambio de gas es relativamente sencillo esto es algo que solo puede hacerse en un taller especializado.

 Hacer cada dos años una revisión del aire acondicionado
Es conveniente llevar al taller para una revisión del equipo por lo menos cada dos años. Allí revisarán entre otras cosas el filtro del habitáculo, el compresor, el condensador y que no esté perdiendo gas, cosa que además daña el medio ambiente y atenta contra la salud de los ocupantes del vehículo.