1 empezar por la parte superior del auto.
siempre comenzar por el techo e ir hacia las ruedas, así evitamos lavar o enjuagar dos veces la parte inferior
2. Siempre lava y encerar tu auto en la sombra
Nunca lo laves o apliques cera cuando esté bajo el rayo del sol. ¿Por qué? Porque el calor excesivo seca rápidamente los productos, impidiendo su correcto actuar y además porque la alta temperatura también altera las propiedades.
3 utilizar dos baldes de agua
A la hora de lavar, siempre ten a mano dos baldes de agua. Una con shampoo y otra solamente con agua. Sumerge el trapo o esponja en la mezcla y cuando termines, remójala en el balde que tiene solo agua. Así la mugre quedará en el balde con agua y no la llevarás de vuelta a la del shampoo.

4 Utilizar los materiales adecuados
Para evitar así el daño de la pintura de nuestro vehículo. utilizar siempre cepillos de cerdas suave o esponjas, y para el secado, siempre paños de microfibra.

5 Eliminar el exceso de suciedad antes del shampoo
Si el auto esta muy sucio, procura remover esa suciedad con agua antes de aplicar el shampoo de esta manera evitaras dañar la pintura del vehículo.

6 shampoo vs detergente
La mejor herramienta para limpiar la carrocería es una esponja. Pero no utilices un detergente lavavajillas o un jabón de platos como hace la mayoría, ya que eliminarás la capa de cera protectora. En su lugar puedes utilizar un champú específico para lavar el coche.