El papel de un filtro de habitáculo

Un vehículo equipado o no con climatización puede tener un filtro del habitáculo situado en el recorrido del sistema de ventilación. Este filtro también puede recibir el nombre de filtro de polen.

Este aire, que proviene del exterior, está contaminado y transporta también agentes alérgenos (polen, partículas, gases,…)

El filtro de habitáculo tiene como función asegurar a los ocupantes una buena calidad del aire en el interior del vehículo.

En algunos casos, para habitáculos grandes (grandes berlinas, monovolúmenes, etc.), puede haber varios filtros de habitáculo en el vehículo.

Existen varias gamas de filtros de habitáculo:

  • El filtro de polen simple.
    Protege principalmente del polen y de otras partículas. Es de color blanco.Filtro de polen coche
  • El filtro de carbón activado o activo.
    Protege también del polen y de las partículas, pero también es eficaz contra la polución y los olores desagradables. Es de color gris.Filtro de carbón activo

Cabe destacar que si su coche está equipado con un filtro de polen, es posible sustituirlo por un filtro de carbono activo para obtener un mayor confort olfativo en el habitáculo.

¿Por qué cambiar un filtro de habitáculo?

Con el paso del tiempo, el filtro de habitáculo se engrasa de forma natural y acaba por obstruir el paso del aire exterior al interior del habitáculo.

¿Cuándo cambiar un filtro de habitáculo?

No siempre hay instrucciones por parte del fabricante para su sustitución. Todo depende del entorno en el que circule su vehículo. De hecho, en una ciudad, el filtro de habitáculo tiende a engrasarse más rápidamente a causa de la concentración de gases de escape.

Por lo tanto, se aconseja realizar un control visual regular del filtro del habitáculo. Este control suele realizarse de forma rápida.

Los indicios de sustitución del filtro del habitáculo:

  • Un filtro de habitáculo engrasado puede reducir considerablemente el flujo de aire del ventilador e impedir el desempañado del parabrisas.
  • La ventilación es menos potente y desprende un olor desagradable.

a colocación y desmontaje del filtro de habitáculo

El filtro del habitáculo puede encontrarse en diferentes lugares: en el compartimento del motor, bajo los limpiaparabrisas, bajo la guantera o cerca del pedal del acelerador, etc. La solución más sencilla para no perder el tiempo y consultar el manual de uso del vehículo o la ficha técnica.

En muchos casos, el acceso al filtro es directo y rápido, pero en algunos casos es algo más complejo. He aquí dos ejemplos:

Detrás de la guantera:

  • Desatornillar la guantera y retirarla.
  • Abrir o subir la protección para liberar el filtro del habitáculo.
  • Comparar el filtro usado con el nuevo.
  • Rociar el nuevo filtro y las canalizaciones de elementos antibacterianos.
  • Colocar el nuevo filtro en su posición.
  • Volver a cerrar o colocar la protección.
  • Volver a instalar la guantera.

A través del compartimento del motor:

  • Abrir el capó del motor.
  • Abrir o subir la protección para liberar el filtro del habitáculo.
  • Compara el filtro usado con el nuevo.Comparación entre dos filtros de aire
  • Rociar el nuevo filtro y las canalizaciones de elementos antibacterianos.Pulverizador antibacteriano para conductos de ventilación y filtro de habitáculo
  • Colocar el nuevo filtro en su posición.
  • Volver a cerrar o colocar la protección.
  • Volver a cerrar el capó del motor.